Los precios al consumidor en Perú subieron en junio y la tasa anualizada de inflación avanzó por encima del techo del rango meta oficial, dijo este jueves el Gobierno, en medio de vacilaciones por el resultado de la reciente elección presidencial.

El costo de vida subió en junio un 0,52%, el mayor nivel en dos meses, cifra que contrasta con la caída de 0,27% de los precios internos en el mismo mes del año pasado cuando la economía estuvo prácticamente paralizada por las restricciones ante la pandemia del coronavirus, según el organismo de estadística.

Perú realizó el 6 de junio una segunda ronda electoral presidencial y el socialista Pedro Castillo quedó primero sobre la derechista Keiko Fujimori según el recuento de votos, pero no se ha proclamado oficialmente aún al ganador por las impugnaciones que ha presentado la candidata derrotada.

El Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) informó que el Índice de Precios al Consumidor de Lima Metropolitana (IPC), la referencia de la inflación en Perú, aumentó en la primera mitad del año un 2,15%, mientras que la inflación anualizada a junio se aceleró hasta un 3,25%.

La tasa anualizada se ubicó por sobre el rango meta de entre 1% y 3% que tiene el Banco Central de Reserva. Asimismo, la tasa anualizada de junio de este año es la más alta desde abril del 2017, cuando fue de 3,69%, según el organismo.

Según agentes del mercado, la incertidumbre por la posibilidad de que el país minero tenga un mandatario de izquierda generó una depreciación de la moneda local, el sol, que durante junio tocó varias veces mínimos históricos, lo que afectó precios internos por el alza del costo de insumos y productos importados.

Perú, el segundo mayor productor mundial de cobre y cuya economía se contrajo un 11,12% el año pasado por la pandemia, registró una inflación de 1,97% en 2020, por encima del 1,90% en el 2019.