Ciudad de México. La inflación interanual de México creció en los primeros 15 días de mayo más de lo esperado y se mantiene por encima de la meta oficial, lo que refuerza las expectativas de que el banco central no modificará este año su tasa clave.

El índice de precios al consumidor de México registró un incremento de un 5,80% a tasa anual, dijo el lunes el instituto de estadística, el INEGI, por arriba del 5,66% proyectado en un sondeo de Reuters, aunque por debajo del 6,12% de la segunda quincena de abril.

Entre los productos con mayor incidencia al alza sobre los precios durante la quincena destacaron algunos agropecuarios, como el jitomate, la tortilla de maíz y el pollo, pero también rubros como transporte aéreo.

El banco central mexicano mantuvo a mediados de mayo su tasa clave en un 4%, en una decisión unánime, citando la necesidad de consolidar una trayectoria decreciente de la inflación hacia su meta permanente del 3% +/- un punto porcentual.

Solo en los primeros 15 días de mayo, los precios al consumidor cayeron un marginal 0,01% respecto a la quincena inmediata anterior, mientras que el índice subyacente presentó un incremento del 0,33%.

En tanto, la inflación subyacente interanual, se ubicó en un 4,22%, una cifra que también resultó superior a la estimada en el sondeo de Reuters.