Ciudad de México. La inflación interanual de México creció en la primera mitad de febrero por debajo de lo esperado, aunque continuó ubicándose por encima de la meta del 3% del banco central, mostraron este lunes datos oficiales.

El índice nacional de precios al consumidor se aceleró a un 3,52% a tasa interanual, su mayor nivel desde la segunda quincena de julio de 2019 cuando alcanzó un 3,72%, de acuerdo con cifras del instituto nacional de estadística.

Analistas anticipaban una tasa del 3,57%, de acuerdo con un sondeo de Reuters.

La inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina productos de alta volatilidad, se ubicó en un 3,69%, también por debajo de las expectativas del mercado.

El banco central de México recortó a mediados de febrero la tasa de referencia a un 7% por quinta vez consecutiva en medio de una economía estancada, pero advirtió que persisten riesgos para la inflación. Su próximo aviso de política monetaria será el 26 de marzo.

Un subgobernador del banco dijo la semana pasada que la meta de inflación “probablemente” no se logrará este año debido a que su comportamiento se verá afectado por efectos de incrementos en costos salariales y precios de productos agropecuarios, entre otros.

En los primeros 15 días de febrero, los precios al consumidor crecieron un 0,12%, mientras que para el índice subyacente arrojó una tasa del 0,22%, según el INEGI.

El tomate verde y el huevo fueron los productos que más incidieron en el alza de la inflación durante la quincena, mientras que los ejotes y la naranja ayudaron a contener la aceleración de los precios.