Caracas. La inflación en Venezuela llegó a 2.688.000% en 12 meses a enero, según los cálculos de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, que sigue la evolución de los precios ante la ausencia de cifras del Banco Central.

El país petrolero lleva cinco años de recesión y no ha logrado controlar la velocidad con que la que suben los precios, pese a que el gobierno de Nicolás Maduro, que inició un controvertido segundo mandato en enero, dice que está tomando medidas para superar la crisis.

El Parlamento reportó que en enero de 2019 los precios subieron un 191,6%, o casi se triplicaron, lo que implica que un alza diaria de un 3,5%.

"Ese resultado de la inflación de enero fue por la depreciación del tipo de cambio paralelo", dijo el diputado Ángel Alvarado. Las empresas para operar buscan dólares fuera del control gubernamental debido a una escasez de divisas en el sistema oficial, lo que dispara la paridad y alienta la inflación.

"Ese resultado de la inflación de enero fue por la depreciación del tipo de cambio paralelo", dijo el diputado Ángel Alvarado.

Pero tras 16 años de control de cambio, y en medio de sanciones financieras de Estados Unidos, el Gobierno estableció un paridad oficial que supera al precio del dólar en el mercado paralelo, un "medida que seguirá impactando en la inflación", agregó José Guerra, otro parlamentario.

El emisor venezolano además permitió a las empresas de "sectores estratégicos" adquirir euros en efectivo para la importación de materia prima, sin pasar por el sistema de regulación.

Maduro culpa de la crisis a la "guerra económica" de Estados Unidos y a las empresas, pero críticos al gobierno y economistas dicen que las distorsiones se deben al modelo de controles estatal.

La Asamblea Nacional calculó que en enero el precio de los alimentos subió un 266%.