Lima.- El Perú tiene espacio fiscal y monetario para ejecutar políticas contracíclicas y minimizar los posibles impactos económicos del coronavirus, sostuvo el gerente general del Instituto Peruano de Economía (IPE), Diego Macera.

“Tenemos cierto espacio para aplicar políticas fiscales y monetarias (y mitigar los efectos del coronavirus). Hoy en día, a nivel económico, estamos mejor preparados que varios otros países de la región para hacer frente a una crisis de este tipo”, manifestó a la Agencia Andina.

Señaló que esta posición del Perú se explica porque en los últimos quinquenios acumulamos fortalezas fiscales y monetarias que en la actualidad nos permiten desplegar un esfuerzo serio frente a esta crisis externa.

“Hay que recordar que el Gobierno tiene un espacio extra luego que el Ministerio de Economía y Finanzas relajara la trayectoria fiscal”, subrayó.

Impactos en el mundo. El economista afirmó que la coyuntura invita a que tanto el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y el Banco Central de Reserva (BCR) apliquen medidas contracíclicas, pues los impactos del coronavirus en diferentes mercados del mundo ya son reales.

“Si bien existe la discusión sobre la mortalidad del coronavirus y si hay una sobrerreacción en algunos países, lo cierto es que varias economías del mundo ya se han visto afectadas”, comentó.

Precisó que estos impactos se reflejan en el alza en el tipo de cambio y en el precio de algunos commodities, como el cobre, además de choques en el sector turismo.

“El Perú, al tener una economía globalizada, está conectada con los ciclos económicos de varios países del primer mundo, por lo que si hay reacciones en los mercados globales el impacto en el Perú es casi seguro, pero existen formas de hacerles frente”, anotó.

Inversión pública dinámica. Macera destacó que en el Perú tenemos una ministra de Economía y Finanzas que ha dinamizado la inversión pública y se preocupa por la calidad del gasto. 

“Lo importante es que tenemos una ministra que se preocupa por la calidad del gasto y lo toma como prioridad. La ministra (María Antonieta) Alva ha encontrado un punto de equilibrio entre gastar rápido y gastar bien y eso es positivo”, puntualizó.

En esa línea, dijo que si eventualmente se aplica un shock fiscal, los recursos deben ser destinados a la ejecución de proyectos de inversión pública que tengan impacto en la reducción de brechas sociales.

Impacto limitado. Hace algunos días la ministra de Economía y Finanzas, María Antonieta Alva, sostuvo que el crecimiento económico del Perú será uno de los más altos en la región en el 2020, básicamente impulsado por la demanda interna, en un contexto en el cual será limitado el impacto del coronavirus en la actividad productiva.

Sostuvo que el coronavirus es una nueva fuente de incertidumbre en el mundo, por lo cual los países del G7 y otros ya están implementando políticas fiscales y monetarias. 

Refirió que en el caso del Perú, tenemos una gran fortaleza macroeconómica reconocida en el exterior y una ejecución dinámica de la inversión pública.