Ciudad de México.- La evasión y elusión de impuestos en el México ocasionan pérdidas en la recaudación que oscilan entre 2,6 y 6,2% del Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo la Dirección General de Finanzas del Instituto Belisario Domínguez del Senado.

El documento “Alternativas para reducir la evasión y elusión de impuestos de las Empresas Factureras o Fantasmas” señala que el uso de facturas apócrifas ha perjudicado las finanzas públicas y el bienestar económico, al reducir la disponibilidad de recursos públicos que el gobierno puede orientar a cumplir con sus funciones.

También menciona que México ocupa el último lugar de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en recaudación de impuestos, pues entre 2013 y 2017, representó, en promedio 13,6% del PIB, mientras que para los países que integran ese organismo fue 33,4%.

Ante ello, anotó que es importante combatir la evasión y elusión fiscal a través de la reducción de tratamientos fiscales especiales y la adopción de buenas prácticas internacionales.

Igualmente, se requiere fortalecer la cultura del cumplimiento de las obligaciones fiscales y de la promoción del uso de las tecnológicas de la información que faciliten el cumplimiento de obligaciones ante el fisco.