Washington. La Reserva Federal de Estados Unidos dejará de reducir su balance de US$4 billones más adelante este año, dijo este miércoles su presidente Jerome Powell, poniendo fin a un proceso que inversores dicen que funciona como un mecanismo complementario a la pausa de alzas de tasas del banco central.

"Hemos elaborado, creo, el marco de un plan que esperamos poder anunciar pronto y que arrojará luces hasta el final de la normalización del balance", dijo Powell a miembros de la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara baja, en sus comentarios más detallados sobre el tema hasta el momento.

"Vamos a estar en una posición (...) para detener las ventas más adelante este año", afirmó, agregando que hacerlo dejaría al balance en cerca de un 16% o 17% del PIB, por sobre el nivel del 6% previo a la crisis financiera hace una década.

El PIB de Estados Unidos actualmente es de unos US$20 billones, lo que sugiere que el balance de la Fed sería de entre US$3,2 billones y US$3,4 billones.

La Fed ha estado reduciendo el balance -que creció debido a compras de bonos por billones de dólares para ayudar a bajar las tasas e impulsar la economía- en hasta US$50.000 millones al mes desde octubre de 2017.

La Fed ha estado reduciendo el balance -que creció debido a compras de bonos por billones de dólares durante los años posteriores a la crisis financiera para ayudar a bajar las tasas e impulsar la economía- en hasta US$50.000 millones al mes desde octubre de 2017.

Hasta hace pocos meses, esperaba seguir reduciendo su cartera por otro par de años. Además, las autoridades de la Fed han concluido que la política del balance debería considerar las condiciones financieras y económicas.

Las preguntas sobre el plan persisten, incluidas si la Fed ajustará los vencimientos de su cartera de bonos del Tesoro y cómo procederá con la venta de valores respaldados por hipotecas que adquirió durante la compra de activos.