Nueva York. La Reserva Federal inyectó este martes US$105.000 millones en liquidez temporal al sistema bancario de Estados Unidos, en un esfuerzo por suplir las necesidades de financiamiento de los bancos y Wall Street tras la turbulencia de la semana pasada.

La Fed de Nueva York otorgó US$30.000 millones a operadores primarios en una operación de acuerdo de recompra (repo) de 14 días y US$75.000 millones en una operación repo a un día.

La demanda de fondos del banco central fue sólida, con US$62.000 millones en ofertas en la operación de 14 días y US$80.200 millones en la operación a un día, según datos de la Fed de Nueva York.

En el mercado abierto, las tasas de recompra a un día cayeron a 1,95%-2,03% después de la adición de efectivo del banco central, por debajo del 2,01%-2,10% poco antes de las operaciones de la Fed.

Los operadores primarios pudieron obtener fondos a un día a un costo inferior al del mercado.