Ciudad de México. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sostuvo este viernes la previsión de crecimiento económico de 2% para este año, pese a la contracción anunciada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en el primer trimestre del año.

"Está hecha la apuesta. O sea, no me estoy echando para atrás, nada más vamos a esperarnos a que termine el año", expuso el mandatario en conferencia de prensa.

La economía de México creció un 1,2% interanual en el primer trimestre del año, sin embargo en las cifras ajustadas por estacionalidad del Inegi, que ofrecen un mejor detalle del estado de la economía, el Producto Interno Bruto (PIB) descendió un 0,2% en el primer trimestre de 2019 contra el periodo anterior.

Pese a ello, López Obrador pidió tiempo para ver los resultados del desarrollo de los principales indicadores económicos.

López Obrador pidió tiempo para ver los resultados del desarrollo de los principales indicadores económicos. "Todavía queda tiempo y está creciendo la inversión", dijo.

"Todavía queda tiempo y hay, por otro lado, buenas noticias, está creciendo la inversión, lo dije ayer (jueves), tenemos fortaleza en nuestra moneda, se aprecia el peso más que otras monedas en el mundo, se fortalece el peso, y hay estabilidad en cuanto a inflación y va a haber más crecimiento, va a haber mucho más crecimiento", aseveró.

El presidente insistió en que las condiciones de vida y de trabajo de los mexicanos cambiarán a partir del combate a la corrupción y la violencia.

"Vamos poco a poco para garantizar la seguridad, que el mexicano tenga protección, tenga seguridad desde que nace hasta que muere, desde la cuna hasta la tumba. Estado de bienestar. Lo podemos lograr si erradicamos la corrupción", aseveró.

López Obrador presentó el pasado 2 de mayo ante el Congreso el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, en el que reafirmó su compromiso de entregar "un país nuevo", con empleo, sin corrupción e impunidad, una disminución de un 50% en la incidencia delictiva en el sexenio y un crecimiento económico promedio de 4%.