Ciudad de México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este domingo que ha sugerido al banco central no usar las reservas internacionales del país para detener la depreciación del peso, que ha caído bruscamente, en medio de la epidemia del coronavirus y el desplome de los precios del petróleo.

El viernes pasado, la moneda local se depreció por segunda semana consecutiva, a pesar de que el Banco de México (Banxico) anunció un sorpresivo recorte a la tasa clave de interés. El peso cerró en 24.4215 unidades por dólar.

"Aunque ha habido inestabilidad y depreciación de la moneda, yo he sugerido, siendo respetuoso de la autonomía del Banco de México, que se cuiden esas reservas, que no se intente detener la depreciación del peso sacando reservas", dijo López Obrador, conocido por su acrónimo AMLO.

"(He sugerido) que aguantemos porque, en todo esto, hay también un buen componente de especulación, de quienes están sacando provecho de esta incertidumbre financiera", agregó.

Las reservas internacionales de la segunda mayor economía de Latinoamérica cayeron a mediados de marzo debido principalmente al cambio en la valuación de los activos que las componen. La semana pasada se ubicaron en US$184.619 millones.

En los últimos días, Banxico ha recurrido a varias medias para darle liquidez a los mercados como permuta de instrumentos de deuda gubernamental y subastas de coberturas cambiarias. Sin embargo, ello no ha contenido la caída de la moneda local.

El coronavirus, un brote surgido en China que ha cobrado la vida de casi 14.000 personas alrededor del mundo, ha golpeado a la economía mundial y obligado a analistas a proyectar que el Producto Interno Bruto (PIB) de México agravará su desempeño en 2020.