Caracas.- El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció este lunes que cuadruplicará el salario mínimo, pero no mencionó otras medidas económicas para superar cinco años de recesión y una hiperinflación que no se frena, durante su informe de gestión ante la Asamblea Nacional Constituyente.

Tras un discurso de casi cuatro horas, el mandatario venezolano, que inició su segundo mandato el jueves, dijo que el sueldo básico subirá a 18.000 bolívares desde 4.500 bolívares, un incremento de un 300%, en un escenario de hiperinflación de más de un millón y medio por ciento, según cálculos de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición.

Con el nuevo salario, de unos US$7 al tipo de cambio en el mercado paralelo, los venezolanos pueden comprar un kilo de carne, uno de pollo, de tomate y de cebolla, además de café y un cartón de huevos.

Maduro había dicho este domingo que estaba trabajando en un plan de recuperación económica, pero en su intervención ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), dominada por el oficialismo, no hubo grandes anuncios económicos.

El jefe de Estado arremetió en su discurso contra Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y líder de la oposición, quien el viernes dijo que estaba dispuesto a encabezar un gobierno interino, solo si había apoyo del pueblo y las fuerzas armadas.

El líder socialista volvió a invitar a los empresarios a un diálogo con el gobierno, en el que señaló que no había dólares a tasa oficial sino sólo criptomonedas.

“Empresarios venezolanos ratifico que quiero trabajar con todos ustedes, quiero una gran alianza para respetar precios, crear un nuevo sistema cambiario público y privado”, dijo el mandatario.

Sin embargo, Maduro agregó que para impulsar sectores como el automotor, Cadivi, sistema de asignación de divisas a tasa preferencial “no hay. Ahora lo que hay es petro”, el nombre de la criptomoneda venezolana.

El mandatario también dijo que buscará reactivar las deterioradas empresas estatales de hierro y aluminio con capitales nacionales e industriales de Rusia, China, Turquía y Qatar, pero “nadie vaya a creer que vamos a privatizar”.

Maduro presentó una lámina que mostraba que en 2018 la petrolera estatal vendió al Banco Central US$4.088 millones, 23% menos que en 2017, cuando entregó US$5.195 millones. Los fondos suelen destinarse a cubrir compromisos como importaciones.

El jefe de Estado arremetió en su discurso contra Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y líder de la oposición, quien el viernes dijo que estaba dispuesto a encabezar un gobierno interino, solo si había apoyo del pueblo y las fuerzas armadas.

“Otra vez pretenden tomar el poder político por vía de la aventura, de la improvisación, del golpe (pero) aquí va a seguir el pueblo de Venezuela con Nicolás Maduro al frente de la presidencia de la República y la unión cívico-militar”, agregó.

Maduro le dijo a Guaidó “sigue con tu aventura, sigue con tus muchachos inmaduros, que aquí está el pueblo con Maduro”. El diputado opositor el domingo fue detenido brevemente por funcionarios de cuerpos de seguridad, que fueron destituidos y presentados a la fiscalía.