Asunción.- El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, afirmó que el país sudamericano logrará un crecimiento económico en torno al 4% en el 2020, pese a la difícil situación que atraviesa actualmente.

Durante un acto oficial de lanzamiento del Programa Nacional de la Caña de Azúcar 2019-2023, desarrollado en la localidad de Mbocayaty, departamento de Guairá, el mandatario destacó las estimaciones de organismos internacionales con relación a la proyección local.

Aseguró que el entorno de su gobierno tiene expectativas de un importante repunte de la actividad económica local, a pesar de situaciones adversas como la sequía, las inundaciones y el bajo precio de los granos y la carne, principales productos de exportación del país.

"Tuvimos un año difícil (2019), primero con sequía y después con lluvia, bajó el precio de los granos, de la carne, pero estamos trabajando y tenemos una estimación por parte de todos los organismos internacionales de que Paraguay, va a seguir creciendo a pesar de este año difícil", expresó. "El año que viene vamos a recuperar el crecimiento del 4 por ciento, en los últimos días tuvimos mucha lluvia y hubo una buena siembra. Y hoy, necesitamos del trabajo, de la paz, de la tranquilidad y del cumplimiento de nuestras promesas electorales", agregó.

Señaló que en el año 2020 se prevé la ejecución de varias obras de infraestructura vial en todo el país, que saldarán deudas históricas con poblaciones largamente postergadas, y que a la vez, ayudará a dinamizar la economía doméstica. En este sentido, comentó que gracias a un préstamo de un total de 300 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), aprobado recientemente por el Congreso paraguayo, se podrá concretar la construcción de la defensa costera de la ciudad de Pilar, departamento de Ñeembucú.

La obra demandará una inversión de 140 millones de dólares estadounidenses y empleará en su totalidad mano de obra paraguaya, destacó Abdo.

Agregó que otra obra que se proyecta con los recursos concedidos por el BID, es la construcción del gran hospital del sur en la ciudad de Encarnación, capital del departamento de Itapúa, que contará con unas 200 camas de internación con una inversión estimada de 80 millones de dólares. Por otra parte, destacó la lucha contra la corrupción y la impunidad y los constantes golpes al narcotráfico y el contrabando, en favor de los productores locales para que aporten a la recuperación total de la economía paraguaya.