Bogotá. La mayoría de mercados de América Latina se valorizaban este viernes, favorecidos por un ligero retroceso de la divisa estadounidense en los mercados globales y la esperanza de los inversores de que el próximo mes traiga mejores noticias en torno a la tensión comercial entre Estados Unidos y China.

Pero el peso argentino interbancario continuaba bajo fuego y se depreciaba un 1,86%, acentuando la caída un día después de que la evaluadora de riesgos Standard & Poor's recortara la calificación del país, luego de que el Gobierno extendiera vencimientos de deuda.

En contraste, el índice Merval de la bolsa ganaba un 1,6% debido a compras de oportunidad.

"Las divisas latinoamericanas dan un respiro (...). La reacción de las declaraciones de China pidiendo calma tardó en llegar a las monedas de la región, pero se hace presente antes del fin de semana", consideró Alfonso Esparza, analista senior de mercados para América Latina de OANDA.

El peso chileno ganaba un 0,33% en las primeras operaciones, en tanto que el principal índice de la Bolsa de Comercio de Santiago, el IPSA, operaba con un alza cercana al 1%.

"Antes de un fin de semana largo por el festivo del lunes en Estados Unidos, el yen japonés ha sido el claro activo de refugio", agregó.

El peso mexicano avanzaba un 0,21%, aunque se encaminaba a registrar en agosto un retroceso mensual de poco más de un 5%, mientras el referencial índice bursátil S&P/BMV IPC escalaba un 0,6%.

La moneda de Brasil, el real se fortalecía un 0,4% y el índice de acciones Bovespa mostraba un ascenso de 0,9%.

El peso chileno ganaba un 0,33% en las primeras operaciones, en tanto que el principal índice de la Bolsa de Comercio de Santiago, el IPSA, operaba con un alza cercana al 1%.

La moneda colombiana, el peso, se fortalecía un 0,45%, al tiempo que el índice COLCAP de la bolsa lo hacía ene un 0,18%.

Los mercados peruanos estarán cerrados durante la jornada por feriado religioso.