Buenos Aires. Los activos y el peso de Argentina caían fuerte este martes frente a un generalizado desarme de posiciones por parte de inversores temerosos ante el nuevo aumento del riesgo país, en medio de una creciente incertidumbre financiera y política disparada por el resultado en las elecciones primarias, dijeron operadores.

Las ventas eran generalizadas entre los bonos y las acciones del país sudamericano, al tiempo que seguía la huída de pesos al dólar con una inyección de fondos por parte del banco central (BCRA).

Los bonos extrabursátiles promediaban una caída del 2,9% promedio y las puntas vendedoras auguraban mayores pérdidas casi de inmediato, mientras que el riesgo país elaborado por la banca JP.Morgan subía 146 unidades, hasta los 1.961 puntos básicos hacia las 1630 GMT.

El peso mayorista se depreciaba un 1,23%, a 55,90/56,00 por cada dólar, y en la plaza marginal cedía un 0,86%, a 57,60/58,00 unidades, dijeron operadores

El BCRA acumulaba ventas por US$250 millones de sus reservas, siendo la máxima inyección de liquidez en el día desde las primarias, cuando las tasas se ubican cerca del 75% anual. La autoridad monetaria ya se desprendió de US$1.009 millones desde las elecciones para defender al peso.

"La declaración de Alberto Fernández posterior a la reunión (del lunes) con el Fondo Monetario Internacional (FMI) claramente no le gustó al mercado", dijo Gabriel Zelpo, economista de la consultora Seido.

"El mercado está desbordado y todo es vendedor. Cae la deuda y la bolsa, lo que presiona al tipo de cambio y no alcanza el esfuerzo del banco central con la inyección de dólares. El descrédito está en aumento y se refleja en un nuevo salto del riesgo país", dijo un agente financiero de la banca privada extranjera.

La amplia ventaja que obtuvo el candidato presidencial opositor Alberto Fernández en las elecciones primarias del 11 de agosto llevó a un derrumbe generalizado del mercado financiero por el temor a que bajo su posible mandato se retome una fuerte intervención del Estado en la economía.

"La declaración de Alberto Fernández posterior a la reunión (del lunes) con el FMI claramente no le gustó al mercado", dijo Gabriel Zelpo, economista de la consultora Seido.

En un comunicado, el partido de Fernández culpó este lunes al Gobierno del presidente Mauricio Macri y al Fondo Monetario Internacional por los problemas económicos que enfrenta Argentina. La declaración fue difundida tras un encuentro de Fernández y sus economistas con una misión del FMI.

"El candidato no sale de su juego político planteando medidas que no favorecen el clima en los mercados en medio de una situación crítica", agregó Zelpo.

La inflación mensual de Argentina será superior al 3% en agosto, dijo el martes Macri -quien busca la reelección-, debido al derrumbe de la moneda local que sufrió el país después del resultado adverso al Gobierno en las primarias.

El índice accionario S&P Merval de Buenos Aires perdía un 4,64%, a 24.648,07 unidades, liderado por la caída en acciones energéticas y financieras. Estos niveles son similares a los de agosto pasado, mientras que hay papeles que han retrocedido a precios semejantes a los de la crisis argentina del 2002.