Bogotá. Los mercados de monedas y acciones de América Latina se hundían este lunes, debido a inversores liquidando activos locales ante el recrudecimiento de la aversión global al riesgo, tras la depreciación del yuan de China.

El yuan retrocedió este lunes un 1,4% y perforó la barrera de 7 unidades por dólar por primera vez en más de una década, luego de dos días de rangos de cotización más débiles de lo previsto establecidos por el Banco Popular de China, como reacción a la intensificación de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

El peso mexicano se derrumbaba un 1,39%, al tiempo que el referencial índice bursátil S&P/BMV IPC hacía lo propio en un 1,14%.

La moneda de Brasil, el real perdía un 1,42% y el índice de acciones Bovespa retrocedía un 1,85%.

El peso argentino interbancario cedía un 1,79% y el índice Merval de la bolsa lo hacía en un 1,65%, con el riesgo país que se disparaba a 876 puntos básicos.

"La gran mayoría de las monedas del mundo están reaccionando ante ese episodio de aversión global al riesgo", dijo Camilo Pérez, economista jefe del Banco de Bogotá. 

"En el caso del peso colombiano debemos ser la peor moneda del mundo, la mayor vulnerabilidad en las cuentas externas hace que nos veamos así", agregó.

La divisa colombiana alcanzó a desplomarse un 2,66% hasta un récord mínimo de 3.474 unidades por dólar, mientras el índice COLCAP caía un 1,98%.

El peso chileno anotaba una caída de 1,4% a su mínimo nivel en más de tres años y medio frente al dólar, en tanto que el principal índice de la Bolsa de Comercio de Santiago, el IPSA, operaba con una baja de alrededor de un 2%.

El sol peruano caía un 0,77%, un mínimo de más de dos meses, por demanda de dólares de agentes extranjeros, y el referente de la bolsa limeña descendía un 0,34% presionado por la caída en el precio del cobre y otros metales básicos.

El peso argentino interbancario cedía un 1,79% y el índice Merval de la bolsa lo hacía en un 1,65%, con el riesgo país que se disparaba a 876 puntos básicos.