Bogotá. Los mercados de América Latina se recuperaban este viernes alentados por nuevas medidas de las autoridades económicas alrededor del mundo para mitigar el impacto del coronavirus, aunque el optimismo de los inversores es moderado y se preguntan si ya pasó lo peor.

Muchos países de la región sacaban parte de su artillería para irrigar liquidez adicional a sus sistemas financieros, en busca de contrarrestar las pérdidas, que se encaminan a la peor semana desde la crisis financiera del 2008.

China -de donde provino el virus- relajó la cantidad de efectivo que algunos bancos deben mantener como reservas por segunda vez este año, liberando 550.000 millones de yuanes (US$79.000 millones) en liquidez para apoyar la economía, que se ha visto azotada por el brote de coronavirus.

"Esos anuncios ayudan y tenemos que esperar lo mejor, pero es muy temprano para saber si ya sucedió lo peor, todo esto ha desbordado nuestra imaginación", dijo una operadora de un banco en Bogotá.

El peso mexicano escalaba un 0,25% y el referencial índice bursátil S&P/BMV IPC trepaba un 2,56%.

En Brasil, el real subía un 1,45%, al tiempo que el índice de acciones Bovespa repuntaba un 6,25%.

En Argentina, el índice Merval ganaba un 4,45% luego de llegar a acumular en marzo una pérdida en torno al 20%.

El peso colombiano se recuperaba un 3%, mientras la bolsa mantenía suspendido el inicio de operaciones de mercados de renta fija, renta variable y derivados por dificultades técnicas de comunicación.

El peso chileno registraba el viernes un alza de un 2,29%, aunque el índice IPSA de la Bolsa de Comercio de Santiago, caía un 1,29%.

En Perú, la moneda avanzaba un 0,11% y el referente de la Bolsa de Lima ganaba un 3,43%.