Jackson Hole. La jefa de la Reserva Federal de Cleveland, Loretta Mester, dijo este sábado que ve "grandes riesgos bajistas" derivados de la creciente incertidumbre comercial, y estará viendo cómo las empresas y consumidores reaccionan antes de la próxima reunión de política monetaria del banco central de Estados Unidos.

Mester, quien se opuso al recorte de tasas de interés de la Fed el mes pasado, habló un día después de que la guerra comercial entre Estados Unidos y China escaló, debido a que Pekín y Washington se aplicaron aranceles adicionales de manera recíproca y el presidente Donald Trump le pidió a las compañías de su país que salgan del gigante asiático.

Aún está por verse si el comercio y otras decisiones políticas golpearán a una lenta economía de Estados Unidos que se espera crezca a una tasa anualizada de 2%, dijo Mester a Reuters al margen de la conferencia anual de la Fed en Jackson Hole, Wyoming.

Mester dijo que ella y su equipo de economistas en la Fed de Cleveland aún están formulando sus pronósticos antes de la reunión del banco central el 17 y 18 de septiembre, en la que el mercado espera que reduzca el costo del crédito por segunda ocasión este año.

"Si alguna vez dependiste de los datos, ahora eres ultradependiente de los datos (...) Sería algo malo seguir reaccionando a cosas que no han afectado sustancialmente al panorama", agregó Mester.

"Uno quiere ser muy consciente del hecho de que ya estamos en el nivel neutral, a menos que la economía empeore", dijo Mester, refiriéndose al punto en el que las tasas de interés no frenan ni estimulan una economía saludable.

Sostuvo que "mientras más escale esta guerra comercial, más peso hay que poner en ese otro escenario (de crecimiento débil)".

Si hay mucha incertidumbre, especialmente por el comercio, "una tendencia natural para las empresas o los consumidores es, 'tengo que hacer una pausa'", afirmó. "Creo que ese es un gran riesgo bajista", agregó.

El viernes, el presidente de la Fed, Jerome Powell, citó la incertidumbre comercial en su discurso inaugural de la conferencia, en el que reiteró su promesa de que la Fed "actuaría como sea apropiado" para mantener a la economía creciendo, con un bajo desempleo y la inflación cerca de la meta del banco central de un 2% anual.

No dio señales de si cree que sería apropiado un recorte de tasas en la próxima reunión de política monetaria de la Fed, como están apostando los mercados financieros.

Mester dijo que tendría "la mente abierta" en el debate sobre un recorte de tasas, concentrándose en "el reconocimiento económico y de los mercados financieros", incluida una atenta mirada a lo que están diciendo y haciendo los contactos en el mundo empresarial.

"Tenemos tres semanas: Vamos a recolectar más datos, vamos a mirar cómo está la economía", sostuvo, agregando que se concentrará en si el deterioro de la confianza de las empresas se está traduciendo en acciones reales que desaceleren la economía.

"Si alguna vez dependiste de los datos, ahora eres ultradependiente de los datos (...) Sería algo malo seguir reaccionando a cosas que no han afectado sustancialmente al panorama", agregó.