Ciudad de México. La economía de México se recuperó en el tercer trimestre frente al anterior, impulsada principalmente por el avance del comercio y los servicios, informó este viernes el instituto de estadísticas, INEGI.

El Producto Interno Bruto (PIB) aumentó un 0,8% en el periodo julio-septiembre, ligeramente menos del 0,9% preliminar, pero que se compara con el retroceso revisado del 0,1% del segundo trimestre, según cifras ajustadas por estacionalidad.

El crecimiento se debió en parte al alza de un 0,8% en el sector terciario en el periodo. Las actividades secundarias, en tanto, crecieron un 0,5% en julio-septiembre, en tanto que las actividades primarias avanzaron un 0,4%, muy por debajo del dato preliminar de 0,8%.

Solo en septiembre, la actividad económica (IGAE) avanzó un 0,4% frente al mes previo, ayudada por una recuperación de las actividades industriales (1,0%) y agrícolas (0,3%), que compensaron un menor avance del comercio (0,1%), según cifras desestacionalizadas publicadas en un reporte aparte.

Solo en septiembre, la actividad económica (IGAE) avanzó un 0,4% frente al mes previo, ayudada por una recuperación de las actividades industriales (1,0%) y agrícolas (0,3%).

En tasa anual, el PIB mexicano se expandió un 2,5% en el tercer trimestre, ligeramente menos del 2,6% preliminar, en cifras originales.

El avance interanual trimestral se debió principalmente al crecimiento del 3,2% del comercio y los servicios, seguido por un alza de 2,2% en las actividades agrícolas y un avance de 1,1% de la actividad industrial, según el INEGI.

En el noveno mes, la actividad económica creció un 2,1% versus septiembre de 2017, también en datos originales del INEGI.

Desde inicios de 2018, la economía mexicana lidió con la incertidumbre por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que concluyó con un acuerdo en principio entre los tres países socios a finales de septiembre, que está previsto firmarse el 30 de noviembre en Buenos Aires.

Las elecciones presidenciales que ganó el izquierdista Andrés Manuel López Obrador en julio también ayudaron a incrementar la certidumbre política y social en el trimestre.

El nuevo Gobierno iniciará el 1 de diciembre, tras varias semanas de volatilidad en los mercados por algunas decisiones anunciadas.

El Gobierno redujo en agosto su estimación de crecimiento de la economía local para este año a un rango de 2,0%-2,6%, desde el 2,0%-3,0% previo.