Ciudad de México. El gobierno mexicano llevó a cabo el refinanciamiento de 70.350 millones de pesos (US$3.580 millones) de deuda local a través de una permuta cruzada de instrumentos.

La transacción, dada a conocer por la Secretaría de Hacienda, permitió cancelar títulos con vencimientos en 2019, 2020 y 2021 y sustituirlos por papeles que maduran entre 2022 y 2050.

“Con esta operación se buscó (...) suavizar el perfil de vencimientos de deuda del Gobierno Federal en moneda local sin incurrir en endeudamiento adicional (y) mejorar la liquidez del mercado de deuda local”, dijo Hacienda en un comunicado.

La operación, realizada en dos partes, consistió en una subasta de recompra de Bonos y Udibonos, y en una nueva colocación de valores gubernamentales, explicó la dependencia en un comunicado.

Este refinanciamiento es el segundo más grande en montos colocados y a tasas competitivas a mercado, indicó la Secretaría.

A finales de junio de este año, el gobierno federal también realizó una reestructura de deuda local para aplazar el pago de deuda con vencimientos entre el 2019 y el 2021 y pasarlas al 2024 y el 2047.