La economía de México creció marginalmente durante el primer trimestre del año frente a los tres últimos meses de 2020, aunque superó las expectativas, según datos preliminares revelados por el instituto local de estadística, INEGI.

El Producto Interno Bruto (PIB) mostró una expansión de un 0,4% a tasa trimestral, muestran las cifras desestacionalizadas, por arriba del 0,1% estimado por un sondeo de Reuters, pero por debajo del repunte de 3,3% del trimestre previo.

En la misma comparación, las actividades primarias de la economía tuvieron una variación negativa de un 1,3%, mientras que las secundarias, compuestas principalmente por la manufactura de exportación, tuvieron un crecimiento nulo. Los servicios, por otra parte, crecieron un 0,7%, detalló el INEGI.

Durante el primer trimestre, la economía de México sufrió los efectos de medidas restrictivas para reducir los contagios de COVID-19, además de un desabastecimiento de energéticos durante febrero.

"La segunda ola de la pandemia ralentizó la recuperación del Producto Interno Bruto durante 2021-T1", dijo Julio Santaella, presidente del INEGI, en su cuenta de Twitter.

En su comparación anual, la segunda mayor economía de América Latina se contrajo un 3,8%, una caída superior a la de 3,5% estimada en el sondeo y con la que sumó seis trimestres consecutivos con declive.