Quito.- Ecuador dijo que los tenedores de bonos aprobaron una solicitud que planteó el Gobierno la semana pasada para diferir el pago de intereses hasta agosto de sus papeles en circulación, lo que le permitirá un ahorro de unos US$811 millones en el corto plazo.

El país petrolero, con serios problemas de liquidez, podrá luego de la fecha fijada comenzar con un proceso "ordenado de mejoramiento del perfil de su deuda", dijo el Ministerio de Economía y Finanzas en un comunicado.

El país realizó el pedido de diferimiento para el pago de intereses de sus bonos con vencimientos entre el 2022 y 2030, que suman unos US$19.000 millones.

El acuerdo fue aceptado por el 91% de los tenedores de ocho papeles en circulación, cuyo valor total agregado asciende a US$17.000 millones y el 82% de los bonos de 2024, que representan US$2.000 millones, según el ministerio.

"Esta aceptación de los tenedores para que el Ecuador no pague estos intereses, se da gracias a que el país realizó el pago del capital efectuado en marzo", añadió.

Ecuador pagó el mes pasado unos US$325 millones del capital de su bono 2020, lo que despertó duras críticas al Gobierno por haber honrado esa deuda en medio de la pandemia del coronavirus, que está golpeando con fuerza a la nación petrolera, y una caída de los precios del crudo, su principal fuente de financiamiento.

"Los tenedores de deuda confían en Ecuador. Han aceptado renegociarla.¡Acabamos de ahorrar US$811 millones que servirán para aliviar la emergencia nacional que vive el país!, dijo el presidente Lenín Moreno, en su cuenta de Twitter.

El Ministerio explicó además que desde el viernes hasta el 15 de agosto, el Gobierno continuará un diálogo con los tenedores para alcanzar acuerdos que permitan un alivio en el peso de su millonaria deuda externa.

Los problemas de liquidez de la nación sudamericana se agudizaron este mes con la suspensión de las exportaciones petroleras, debido a que un deslizamiento de tierra daño las tuberías de sus dos oleoductos.

Las autoridades económicas han dicho que antes del 30 de abril se podría reanudar la operación del ducto estatal SOTE y el 4 de mayo del privado de crudos pesados OCP.

Ecuador mantiene un acuerdo crediticio con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y está buscando una ayuda emergencia de los multilaterales y China por unos US$3.000 millones para enfrentar los efectos económicos y sociales de la pandemia.

Moreno envió el pasado jueves a la Asamblea Nacional para su aprobación un proyecto para crear una cuenta de ayuda humanitaria alimentada por aportes de empresas y ciudadanos.