Buenos Aires.- El ministro de Economía argentino dijo que la pandemia de coronavirus no influyó en la oferta de reestructuración de deuda que el Gobierno del país sudamericano realizó a acreedores internacionales, según una entrevista publicada este domingo en el sitio web local de noticias El Cohete a la Luna.

El titular de la cartera de Hacienda, Martín Guzmán, dijo al portal de noticias que la oferta es "lo mismo que se hubiese propuesto antes del coronavirus porque la situación era ya realmente dura y el país enfrentaba restricciones muy fuertes".

El pasado viernes Argentina ofreció a sus acreedores un recorte de intereses del 62%, un período de gracia de tres años y una quita de capital del 5,4% sobre su deuda externa cercana a US$70.000 millones, que el país considera actualmente impagable.

La propuesta, que estará abierta a bonistas durante cerca de 20 días, se produce en momentos en que Argentina se encuentra en el medio de una prolongada crisis económica y suma un total de 2.839 casos confirmados de COVID-19, de los que 132 fallecieron, según datos del Ministerio de Salud.

"Esta es la oferta que Argentina puede sostener, en caso de ser aceptada bueno se habrá resulto un problema. En caso de no ser aceptada, nosotros ya considerábamos que estamos en un virtual default", dijo Guzmán a El Cohete a la Luna.

"No es que (Argentina) va a dejar de recibir crédito externo (si no llega a un acuerdo con los acreedores internacionales). Ya no lo está recibiendo y no pensábamos que lo iba a recibir", agregó.