Buenos Aires. La tasa de depreciación del tipo de cambio de Argentina se desacelerará en los próximos meses, lo que generará una disminución en la tasa de inflación, dijo el lunes el ministro de Economía Martín Guzmán.

En una entrevista televisiva con el canal La Nación+, Guzmán ratificó la proyección de inflación prevista en el presupuesto de este año del 29%, menor al 36,1% registrada en el 2020.

"La tasa de depreciación va a ir cayendo y eso va a tener un impacto sobre los precios, la inflación va a ir cayendo mes a mes", sostuvo Guzmán.

La depreciación del peso respecto del dólar fue de 3,7% en enero, 2,9% en febrero y en marzo será menor, afirmó Guzmán.

"Nosotros dijimos que vamos a tener un objetivo de depreciación del tipo de cambio de alrededor del 24%- 25% en el año, y elegimos concentrar parte importante de la depreciación en los primeros meses del año", explicó.

"La inflación responde a la política cambiaria y esto está programado".

El peso mayorista se depreció el lunes un 0,23%, a 91,06/91,07 por dólar en una plaza con liquidez que le sirvió al banco central (BCRA) para absorber unos US$140 millones y acumular algo más de US$1.000 millones en el transcurso de marzo, coincidieron operadores.

Guzmán lideró en 2020 una exitosa reestructuración de deuda soberana por más de US$100.000 millones. Sin embargo, el país mantiene controles de capitales debido a la falta de dólares y a la necesidad del banco central de fortalecer sus alicaídas reservas internacionales.

El Gobierno del presidente Alberto Fernández se encuentra negociando con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un programa de facilidades extendidas para refinanciar el crédito por US$57.000 millones que el organismo le otorgó en 2018 al Gobierno anterior, de los cuales US$44.000 millones ya fueron desembolsados.

"Lo que estamos haciendo es negociar para obtener un acuerdo que a la Argentina le sirva y no cualquier acuerdo. Dije que mayo es aceptable, pero no quiere decir que mayo tiene que ser la fecha" (para cerrar el trato), explicó el ministro.

Guzmán detalló que el país enfrenta vencimientos este año por unos 4.800 millones de dólares con el FMI y otros US$2.500 a US$2.700 millones con el Club de Paris.

"El objetivo es refinanciar, reprogramar los pagos con el Club de Paris de modo de despejar la carga de dólares que tiene Argentina este año y poder utilizar los dólares para lo que la Argentina los necesita, que es para la producción", explicó.