Río de Janeiro.- El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, envió un mensaje de tranquilidad tras la fuerte subida del dólar en los últimos días y caer la Bolsa de Valores de Sao Paulo a su menor nivel este año, y dijo que el mercado financiero no debe preocuparse con las turbulencias bursátiles.

El real se situó este viernes en su menor nivel respecto el dólar desde septiembre, tras depreciarse un 1,62% y finalizar la sesión cotizado en los 4,1 reales por dólar, al caer esta semana un 4% respecto la divisa estadounidense. Por su parte, la Bolsa de Valores de Sao Paulo cerró con un ligero descenso del 0,04% y finalizó por debajo de los 90.000 puntos por primera vez desde diciembre pasado.

Esta semana, la plaza paulista perdió un 4,52%. "Si la Bolsa cae o el dólar sube un poco, es ruido. Nadie tiene que preocuparse", dijo Guedes en un evento en Río de Janeiro. Según el máximo responsable de la economía brasileña, "hay una dinámica más fuerte, constructiva y positiva siendo construida en la economía brasileña".

El alza del dólar motivó que el Banco Central anunciara una intervención en el mercado de cambio el lunes, martes y miércoles de la semana que viene vendiendo US$3.750 millones cada día con el compromiso de recompra.

Guedes volvió a recordar la importancia de que el Congreso apruebe la reforma del seguro social y pensiones, para recuperar la confianza de los mercados, al ser considerada clave para sanear las maltrechas cuentas públicas. La propuesta enviada por el Gobierno contempla un ahorro de 1,2 billones de reales (US$300.000 millones) en 10 años.

"Si hacemos una reforma de un billón de reales (US$250.000 millones), tenemos potencial para lanzar el sistema de capitalización. En mi relación con el Congreso, he visto mucha sensibilidad con el tema", comentó Guedes. Esta misma semana, el ministro de Economía brasileño admitió que la economía del país "está en el fondo del pozo" y dijo que el Gobierno redujo la previsión de crecimiento para este año del 2% al 1,5%. 

"El crecimiento no está cayendo, lo que está cayendo son las expectativas de crecimiento, que estaban altas", aseguró. Esta semana, el Banco Central divulgó que la actividad económica se contrajo un 0,68% en el primer trimestre. Debido a ello, bancos y consultorías están reduciendo la proyección sobre la expansión del PIB este año a cerca del 1%. Pese a ello, Guedes se mostró optimista y afirmó que "dentro de dos, tres o cuatro meses tendremos una conclusión virtuosa, y las expectativas serán más favorables".