Brasilia. El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, ha estimado que la Administración del país destinará en torno a 750.000 millones de reales brasileños (unos US$150.000 millones) en la lucha contra el coronavirus.

Esta partida incluye varias medidas que el Gobierno ya ha anunciado, como el refuerzo del programa de la Bolsa de Familia para sectores vulnerables, la liberalización de los 'depósitos compulsorios' del Banco Central del país y la anticipación de la decimotercera paga de los jubilados.

"No van a faltar recursos para la defensa de la salud, el empleo y, principalmente, para los más vulnerables", ha asegurado el ministro en declaraciones al medio brasileño 'G1 Economia'.

Entre la acciones que el Gobierno anunciará se encuentran la ayuda para mantener los empleos, en la que el gobierno pagará hasta el 100% de los salarios de los empleados de microempresas, y un crédito inmediato que se compartirá con los bancos privados para aquellas empresas que no puedan pagar la nómina de sus empleados.

El titular de economía ha reconocido que parte de los recursos de los 750.000 millones de reales provienen de anticipaciones de gastos que el Gobierno tenía pensado realizar a lo largo del año, pero ha señalado que adelantar dichos gastos ayudará a sostener la economía brasileña en un momento de "una gran crisis y falta de recursos".

Respecto al impacto fiscal de las medidas anunciadas por la Administración de Jair Bolsonaro, Guedes ha pronosticado que supondrá cerca de 300.000 millones de reales brasileños (US$59.683 millones).

El ministro ha resaltado la medida para ayudar a trabajadores informales y autónomos, por la que se asignan 600 reales (US$119) a cada persona que demuestre que no percibe ingresos durante la pandemia.

Guedes ha afirmado que en este momento es necesario tomar medidas de emergencia para la salud y garantizar el bienestar de las personas.