Buenos Aires. Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) llegó este lunes a Argentina para realizar una nueva revisión de las cuentas del Estado y habilitar otros desembolsos de la línea crediticia convenida entre el organismo y el país sudamericano el año pasado.

El grupo está encabezado por Roberto Cardarelli, encargado del FMI para el caso Argentina, quien se reunirá con el ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne; y el presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Guido Sandleris, según información de la agencia estatal de noticias Télam.

Las autoridades argentinas mostrarán en el encuentro a los representantes del organismo financiero internacional los resultados alcanzados en el país en materia de política monetaria y fiscal.

El BCRA aplica desde octubre pasado una estrategia de crecimiento nulo de la base monetaria, la cual se extenderá hasta junio próximo y tiene por objeto desacelerar la inflación, además de aumentar la demanda de moneda local para evitar una escalada del dólar.

Tras la supervisión de las cuentas públicas, el FMI podría desembolsar a Argentina un nuevo tramo por US$7.000 millones en marzo próximo. Argentina y el FMI convinieron el año pasado un financiamiento "stand-by" de acceso elevado por US$56.300 millones, con una duración de tres años a partir del 2018.

Argentina se comprometió con el FMI en lograr la plena convergencia fiscal (déficit cero) para el año 2019, mientras que el año pasado logró una mejora del déficit primario de 1,4 puntos para un total de 2,4% del producto interno bruto.