Santiago. Las monedas de América Latina operaban a la baja en las primeras horas de negocios de este jueves, a pesar de un retroceso de la divisa estadounidense en los mercados externos y en medio de temores a una desaceleración de la economía global.

Los mercados mundiales reaccionaron a las declaraciones del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, que abrió la puerta a nuevos estímulos para apuntalar la economía.

La Bolsa de Nueva York abrió las operaciones de este jueves a la baja debido a varios reportes corporativos que encendieron las alarmas sobre una desaceleración económica a nivel mundial.

El peso mexicano cedió ganancias de primera hora que lo había llevado a romper el piso de las 19 unidades por dólar y cotizaba con una baja de poco más de un 0,1%

"La depreciación del peso en Chile se produce como un acoplamiento a lo que sucede con las otras monedas emergentes de la región", dijo José Manuel Briceño, General Manager de Mercados G.

El índice referencial S&P/BMV IPC de la bolsa mexicana operaba con una caída de un 0,78%, presionado por las bajas en los títulos del Grupo Financiero Banorte y del gigante cementero Cemex.

El real brasileño perdía cerca de un 0,5% y el índice de acciones Bovespa retrocedía alrededor de un 1,4%.

En Argentina, el peso se depreciaba un 0,43%, al tiempo que el índice Merval de la bolsa subía un 0,26%.

El peso chileno cedía un 0,48%, en tanto, el principal índice de la Bolsa de Comercio de Santiago, el IPSA, operaba estable.

"La depreciación del peso se produce como un acoplamiento a lo que sucede con las otras monedas emergentes de la región", dijo José Manuel Briceño, General Manager de Mercados G.

El sol peruano caía cerca de un 0,1%, a su peor nivel en un mes y el referente de la bolsa operaba sin mayores cambios, a 548.64 puntos.

En Colombia, el peso se depreciaba un 0,47%, en su cuarta jornada consecutiva de pérdidas, pero el índice COLCAP de la bolsa escalaba un 0,18%