Santiago. Las monedas de América Latina operaban mixtas este lunes en las primeras horas de negocios, con la atención de los mercados puesta en la próximas reuniones de política monetaria del Banco Central Europeo y de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), que se realizarán en los próximos días.

La divisa estadounidense operaba estable frente a una canasta de seis monedas principales que componen el índice dólar, una tendencia que se replicaba en otros mercados de la región.

El peso mexicano operaba casi sin cambios mientras los inversionistas evaluaban los avances en las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y la posibilidad de que la Fed recorte su tasa la siguiente semana.

El índice referencial S&P/BMV IPC de la bolsa mexicana anotaba una caída de alrededor de un 0,3%, en espera de nuevos reportes corporativos del segundo trimestre.

El real brasileño bajaba cerca de un 0,2% y el índice de acciones Bovespa escalaba alrededor de un 0,4%.

En Argentina, el peso se depreciaba poco más de un 0,1%, al tiempo que el índice Merval de la bolsa lo hacía en un 1,65% y se encaminaba a su tercera caída consecutiva.

El peso chileno caía en torno a un 0,2%, por un retroceso en el precio del cobre, la principal exportación del país. En tanto, el principal índice de la Bolsa de Comercio de Santiago, el IPSA, avanzaba un marginal 0,04%.

En Colombia, el peso perdía un 0,25%, pero el índice COLCAP de la bolsa subía un 0,06%, con un mercados pendiente en el comienzo de la temporada de publicación de resultados corporativos del segundo trimestre.

La moneda peruana, se depreciaba un 0,09%, a 3,285/3,286 unidades por dólar, aunque las posiciones largas de bancos locales limitaban la baja. El referente de la bolsa limeña sumaba un 0,08%, a 550,3 puntos.