Ciudad de México.- Los proyectos de infraestructura anunciados recientemente en México podrían dar impulso a la economía en el 2020 por el impacto que tendrán hacia otros sectores productivos, dijo la calificadora Moody´s Investors Service.

La agencia rebajó este mes sus pronósticos de crecimiento para la economía mexicana, a un 0,2% en 2019 y 1,3% en 2020, desde los cálculos previos de 0,5 y 1,5%, respectivamente.

No obstante, Moody´s dijo que las obras anunciadas el pasado 26 de noviembre por el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, son positivos para la nota crediticia del país, ya que podrían compensar la lenta actividad que han visto la construcción y la infraestructura.

"Se espera que la puesta en marcha de la mitad del programa comience en el 2020, lo cual podría mejorar los prospectos económicos si es implementado en forma y tiempo adecuados", explicó Moody´s en un reporte.

"Lo más importante es que el programa puede contribuir a mejorar el sentimiento negativo de los inversionistas, que ha prevalecido en el sector privado en el último año", agregó.

El llamado Acuerdo Nacional de Infraestructura contempla una derrama cercana a los 859.000 millones de pesos (cerca de US$43.000 millones) por parte del sector privado, y en una primera fase integra a 147 proyectos en los sectores de transporte, telecomunicaciones, servicios básicos y turismo.

Moody´s dijo que el programa representa un 3,7% del Producto Interno Bruto (PIB) con base en los valores de 2018. "La construcción y la infraestructura contribuyen de forma tangible en el PIB de México y tienen un efecto multiplicador en otros sectores de la economía", explicó. En junio, la calificadora modificó su perspectiva para la nota soberana de México, de negativa a estable, aunque reafirmó su calificación A3.