Lima. Las medidas sociales y de reactivación económica anunciadas recientemente por el gobierno de Perú son positivas para el sector bancario del país, dijo este miércoles la agencia calificadora Moody's en un informe.

El gobierno peruano anunció un aumento del salario mínimo y de las pensiones a principios de 2020, el recorte inmediato de precios de medicamentos para los pobres y un plan de inversión pública de US$4.000 millones para reactivar varios proyectos de infraestructura pública.

"Las medidas son positivas para los bancos peruanos porque un crecimiento económico más dinámico aumentará la demanda corporativa de crédito, y los planes de acción social aliviarán a los hogares endeudados y limitarán las posibles morosidades de los préstamos", afirmó Moody's en su reporte.

La agencia resaltó que el Gobierno del presidente Martín Vizcarra lanzó las medidas para revivir el lento crecimiento económico y ayudar a los sectores vulnerables de Perú, en momentos en que las protestas sociales afectan a América Latina.

Moody's manifestó asimismo que las medidas tendrán un impacto fiscal limitado para Perú, debido a que el aumento de la remuneración mínima sería pequeño y que son pocos trabajadores del sector público que ganan el sueldo mínimo.

Sin embargo, la agencia advirtió que "los aumentos periódicos (del salario mínimo) que se promulgarán a partir del próximo año pueden perjudicar el empleo formal ya que es poco probable que coincidan con las ganancias de productividad".