Ciudad de México.- La agencia calificadora Moody's rebajó la calificación crediticia de México ante las malas perspectivas económicas del país y redujo la nota de la estatal Pemex a "basura", en el más reciente golpe para la endeudada petrolera.

Moody's rebajó la nota de México, a "Baa1" desde "A3", y recortó la de Pemex a "Ba2" desde "Baa3", en línea con las acciones de otras calificadoras.

La calificadora dijo que el recorte a la nota soberana se debe a que las perspectivas de crecimiento económico del país se han debilitado, al continuo deterioro de las finanzas de Pemex y a una desmejora en el marco de las políticas públicas.

Aunque México mantiene una calificación de grado de inversión, se espera que el recorte en Pemex aumente los costos de financiamiento de la empresa, sobre la que Moody´s dijo mantiene una perspectiva negativa, así como para el soberano.

"La perspectiva negativa refleja el riesgo de que la fortaleza económica y fiscal se deteriore aún más", dijo Moody's en un comunicado.

Moody's se convirtió en la segunda agencia importante después de Fitch en rebajar Pemex a basura. Es probable que esto provoque una venta de miles de millones de dólares de bonos entre los inversores cuyos mandatos dicen que deben mantener activos de calidad de inversión.

"Es probable que la siguiente semana veamos flujos de salida fuertes en los bonos de Pemex", dijo Luis Gonzali, gerente de portafolios en Franklin Templeton.

Pemex, que tiene una deuda financiera de más de US$100.000 millones, se convierte en el "ángel caído" más grande del mundo, el término para un prestatario que desciende del grado de inversión al de "basura".

Moody´s dijo que la empresa enfrenta mayor riesgo de liquidez y que tomó en consideración la expectativa de un período prolongado de flujo de caja libre negativo y la necesidad de financiamiento externo.

Sobre el anuncio de Moody´s, que siguió a la rebaja más temprano por parte de Fitch de las notas crediticias internacionales de largo plazo, en moneda local y extranjera, de la petrolera por segunda ocasión en lo que va de abril, Pemex dijo que la decisión se explica en parte por el mayor riesgo de liquidez y de negocio de la empresa.

"El sector del petróleo y gas ha sido uno de los sectores más afectados, dada su sensibilidad a la demanda y a la confianza de los consumidores", dijo Pemex sobre los efectos de la epidemia de coronavirus en el mundo.

Tercera rebaja para México. Con el de Moody´s suman tres rebajas para la nota de México en menos de un mes.

A finales de marzo, S&P rebajó la calificación crediticia de México en moneda extranjera a largo plazo a "BBB" desde "BBB+", y mantuvo su perspectiva negativa, mientras que Fitch la redujo esta semana a "BBB-" desde "BBB", un escalón por encima del grado de especulación, con panorama estable.

Las razones de las calificadoras incluyen un panorama de una fuerte recesión, el deterioro en las finanzas de Pemex y las políticas con las que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha enfrentado los efectos que tendrá la epidemia de coronavirus en la economía y las finanzas públicas.

En respuesta a las acciones de las calificadoras, la Secretaria de Hacienda dijo por la tarde del viernes que el gobierno aún puede acceder al financiamiento en condiciones favorables y que los fundamentos económicos de México "son sólidos".

"Los inversionistas nacionales y extranjeros mantienen una fuerte demanda por instrumentos de deuda gubernamental en todos sus plazos y modalidades", dijo Hacienda en un comunicado, en el que aseguró que el país cuenta con amortiguadores para enfrentar el complejo contexto financiero global.

México entró en una leve recesión en 2019 y los cálculos de analistas es que el Producto Interno Bruto (PIB) podría caer hasta un 10% este año debido a la crisis del coronavirus.