Los actuales niveles de morosidad en Brasil no reflejan los efectos totales relacionados con la pandemia de coronavirus ni las condiciones del mercado, dijo este lunes Fitch Ratings, que espera que los créditos no rentables se incrementen en el país en 4,5% en 2021, con un marcado aumento en el segundo semestre.

La agencia crediticia estima que el crédito en Brasil se expandirá en 7% este año, una tasa inferior al 2020 que de todas formas arrojará una fuerte demanda de préstamos corporativos y apetito por valores garantizados.

Fitch destacó que una parte importante de los créditos en Brasil pudieron ser renegociados en 2020 gracias a las acciones de relajamiento monetario implementadas en las primeras semanas de la pandemia.

Por el contrario, advirtió, las provisiones por pérdidas de crédito saltaron un 41% en los primeros nueves meses del 2020, en relación con el mismo periodo del año previo.