El Gobierno de Noruega ha propuesto la creación de un fondo bajo la supervisión de la ONU para ayudar a los países en desarrollo, con frágiles sistemas sanitarios, a hacer frente a la expansión del brote de coronavirus, catalogado ya de pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La ministra de Exteriores noruega, Ine Eriksen Soreide, ha aseverado que "un fondo multilateral bajo los auspicios de la ONU ofrecería a los socios predictibilidad y contribuiría a unos trabajos más eficaces".

"La experiencia de otras crisis demuestra que cuanto antes empieces con la respuesta a largo plazo, más eficaz es el esfuerzo", ha añadido.

Según el Gobierno de Noruega, que se ha ofrecido a contribuir con dinero a la creación de este fondo, la secretaria general adjunta de Naciones Unidas, Amnima Mohamed, ya ha respaldado la idea.

En 2014, durante la crisis del ébola en el África Occidental, ya se creó un fondo multilateral también al amparo de la ONU para facilitar tanto la asistencia inmediata como la ayuda a largo plazo para los países más afectados.