Ciudad de México.- La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) recortó a 0,2% la estimación de crecimiento económico de México para el cierre de 2019.

La OCDE presentó su informe sobre las Perspectivas Económicas Mundiales, su estudio destacó que las perspectivas globales siguen siendo frágiles. El crecimiento económico mundial cayó 2,9%, su nivel más bajo desde la crisis financiera de 2009 y prevé que se mantenga en el nivel de 3% hasta 2021.

Para México, hacia 2020 estimó elevarse ligeramente hacia 1,2%. Después en el 2021, su pronostico es de 1,6%, sin rebasar el nivel del 2%.

Este ligero repunte económico es a medida del incremento de remesas, el alza al nivel del salario mínimo y así impulsar el consumo con el nivel objetivo del índice de inflación.

La OCDE concluyó que se espera una fortaleza gradual hacia 2020, esto incluye un mejor desempeño en el sector petrolero, debido a que la producción explotará altas oportunidades de rendimiento para México.

La OCDE pronostica que las exportaciones disminuyan, específicamente hacia los Estados Unidos, debido a las tensiones comerciales globales.

Su informe destacó que el nivel de la informalidad continúa siendo generalizada y la desigualdad económica entre las regiones altas. Esto debido a que la creación de empleo formal ha disminuido considerablemente, elevando así el nivel de desempleo.

Para la OCDE el rumbo económico de México tiene un equilibrio apropiado, debido al fortalecimiento de la administración tributaria. Sin embargo, destacó que es necesario ampliar el espacio de inversión en infraestructura.

La OCDE concluyó que se espera una fortaleza gradual hacia 2020, esto incluye un mejor desempeño en el sector petrolero, debido a que la producción explotará altas oportunidades de rendimiento para México.