Ciudad de Panamá. Un nuevo enfoque de impulso a las exportaciones, la industria, la atracción de inversiones y el apoyo a las pequeñas y medianas empresas (pymes) definió el gobierno panameño para la reactivación económica impactada por la pandemia de la COVID-19.

El enfoque basado en estos cuatro pilares, con el objetivo de dar un nuevo impulso a la búsqueda de mercados que no hayan estado tan golpeados en esta crisis, mejorar las condiciones para la producción, aprovechar las oportunidades y atraer nuevos capitales ante el interés en esta coyuntura en regionalizar las cadenas de suministro, destacó en entrevista con Xinhua el viceministro de Comercio Exterior de Panamá Juan Carlos Sosa. 

Según Sosa, en 2019 las exportaciones panameñas crecieron 6%, con una expansión de 22% en los últimos seis meses del año pasado y de 11,7% en el primer trimestre de 2020, en comparación con el mismo periodo del año anterior, lo cual fue favorecido por las ventas al exterior de productos como el banano, harina de pescado y la carnes res, y luego de la aprobación en diciembre pasado de una segunda planta en el país para la exportación de productos cárnicos a China, y recientemente de una planta para el envío de lácteos a ese mercado.

El funcionario explicó que el primer propósito en este momento es el mejoramiento de los laboratorios de exportación e importación, para que puedan ser certificados y mejorar la oferta exportable a países del bloque europeo y de Estados Unidos.

Agregó que el segundo pilar es una propuesta de ley del gobierno pendiente de consideración en la Asamblea Nacional de Diputados para la instalación en el país de empresas multinacionales del área de manufactura ligera, a través de la cual se pretende acercar los mercados finales a las cadenas de suministro.

Sobre el tercer punto, Sosa destacó que el gobierno del presidente Laurentino Cortizo evalúa la realización de una campaña internacional de fomento e inversión para atraer inversión extranjera al país, y que se pretende que sea muy innovadora y destaque las ventajas competitivas del país.

"Hemos tenido conversaciones con empresas de China, del Reino Unido y de Estados Unidos. Hemos conversado con empresas de Estados Unidos de comida, que generalmente manejan su logística desde el estado de Florida para Latinoamérica y el Caribe, pero que ahora analizan venir a Panamá para manejar esa logística desde Panamá para el resto de la región", detalló.

Sosa añadió que la cuarta parte del plan consiste en la recuperación de las pymes, por lo cual el consejo de gabinete aprobó un contrato de préstamo por US$150 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo con la finalidad de apoyar a este sector y a los pequeños productores  agropecuarios afectados por la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19).