Lima. Perú cerrará el año con un déficit fiscal equivalente al 2,7% del Producto Interior Bruto (PIB), que se compara con el saldo negativo de 3,0% estimado a inicios del 2018, debido a una recuperación de los ingresos fiscales, dijo este jueves el ministro de Economía, Carlos Oliva.

El ministro indicó además que la economía del país minero terminaría el año con un crecimiento del 3,9% ó 4,0%, en línea a lo esperado gracias a un repunte de la inversión pública y privada.

Para el próximo año, la actividad productiva de Perú se aceleraría a 4,2% debido al desarrollo de nuevos proyectos mineros, agregó Oliva.

Oliva señaló que en el 2019 la economía peruana liderará el crecimiento entre los países de la región, con un 4,2%, superando así a Chile, Colombia, Brasil y México.

"Tenemos todas las herramientas y la expectativa para que el crecimiento en el 2019 se ubique por encima del 4%, basada en un fuerte impulso de la demanda interna, particularmente de la inversión privada", dijo.

Carlos Oliva indicó que esta proyección se sustenta, en gran medida, en la inversión en nuevos proyectos mineros, de hidrocarburos y de infraestructura que estarán en ejecución en el 2019.

Entre estos proyectos destacan la Ampliación de Toromocho, el Terminal Portuario General San Martín, Quellaveco, Mina Justa, el Terminal Portuario Salaverry, la Modernización del Aeropuerto Jorge Chávez, el Lote 95 y la ejecución de seis bandas anchas regionales, los cuales representan casi 11,000 millones de dólares.

*Con información de Reuters y Andina.