Lima. El Gobierno de Perú ha anunciado su primer paquete de medidas para paliar los efectos en la economía peruana de la expansión del virus, así como de la cuarentena obligatoria de 15 días que está viviendo la población andina.

De este modo, el presidente de la República de Perú, Martín Vizcarra, ha anunciado que el Consejo de Ministros aprobará un bono excepcional de 380 soles peruanos (US$106) para cada familia que se encuentre en una situación vulnerable y que se vea afectada durante el período de cuarentena de 15 días decretado por el Gobierno para detener la expansión del coronavirus.

"Hay un sector importante de la población que es vulnerable y que tiene un sistema de vida de un trabajo diario para poder subsistir, ese porcentaje importante de la población vulnerable no va a quedar desamparado", ha aclarado.

Vizcarra ha explicado que, a través de los mecanismos que tiene el país se harán las transferencias correspondientes, para que las familias vulnerables puedan tener los ingresos que van a dejar de tener durante el estado de emergencia.

También ha resaltado que son en torno a nueve millones de personas las que se encuentran en dicha situación de vulnerabilidad y que necesitan ese apoyo económico, según datos de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

La ministra de Trabajo y Promoción del Empleo, Sylvia Cáceres, ha indicado que se implementará la modalidad del trabajo en remoto o teletrabajo."Estamos en una situación de emergencia nacional y demanda responsabilidad".

"El Estado está cumpliendo con las instituciones públicas, con las familias y personas vulnerables, muchos empresarios responsables están cumpliendo también", ha puntualizado.

Hay que tener en cuenta que el salario mínimo del país es de 930 soles (US$261), por lo que la ayuda supone el 59% de dicho salario.

Posibilidad de teletrabajo. Por otra parte, la ministra de Trabajo y Promoción del Empleo, Sylvia Cáceres, ha indicado que se implementará la modalidad del trabajo en remoto o teletrabajo.

"Estamos en una situación de emergencia nacional y demanda responsabilidad y sobre todo solidaridad, todos estamos contribuyendo a este objetivo con una cuota de sacrificio", ha enfatizado.

De este modo, el teletrabajo ha sido creado debido a que durante la cuarentena del país no será posible desplazarse a los trabajos, según ha afirmado Cáceres a 'El Informativo de Nacional'.

También ha detallado que, en el caso de que el trabajador no pueda teletrabajar, como es el caso de los conductores de vehículos o las personas mayores de 60 años, este deberá quedarse de manera obligatoria en su casa, pero con la remuneración correspondiente de esos 15 días.

En cuanto a los trabajadores del sector privado, la ministra de Trabajo ha afirmado que tienen la obligación de permanecer en sus casas, salvo los que se dediquen a actividades que están relacionadas con la prestación de servicios esenciales como salud, gas, agua, electricidad, hidrocarburos o seguridad.

Cáceres ha subrayado que ante el incumplimiento de la cuarentena por parte de los empresarios, la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) tomará acciones contra los abusos laborales.

"Es deplorable que un empleador obligue a prestar servicios sobre excepciones que no están contempladas en la norma, para eso las personas pueden recurrir a la inspección de trabajo, tenemos una entidad que es la Sunafil que ya está recibiendo reportes de situaciones de abuso frente al anuncio de la cuarentena", ha concluido.

La ministra de Trabajo también ha anunciado que se emitirán un conjunto de medidas complementarias para las micro y pequeñas empresas que no tienen la "suficiente espalda" financiera para asumir el período de cuarentena.

Alimentos contra el desabastecimiento. El ministro de Agricultura y Riego, Jorge Montenegro, ha señalado que en el país han ingresado un total de 8.000 toneladas de productos de primera necesidad (verduras, hortalizas y frutas) al Gran Mercado Mayorista de Lima y al Mercado de Frutas Número 2.

Montenegro ha precisado que el decreto supremo que establece medidas de aislamiento social permite la apertura de los mercados y el acceso de las personas a los centros de abastos de Lima.

"No hay desabastecimiento de alimentos. Minagri y la Municipalidad de Lima supervisan flujo normal de camiones con alimentos. No hay lugar a la especulación. El abastecimiento de alimentos está garantizado en los mercados de la capital y no hay lugar a la especulación en los centros de abastos", ha subrayado el ministro.