Lima. La ministra de Trabajo y Promoción del Empleo, Sylvia Cáceres, ha anunciado que en los próximos días saldrá una norma que facilitará la modalidad del teletrabajo, así como el adelanto de vacaciones, como medidas de prevención ante la epidemia del coronavirus.

"Próximamente daremos lugar a la aprobación de un decreto supremo que pone a disposición de las empresas un conjunto de opciones para prevenir el avance del coronavirus", ha señalado.

Cáceres ha recordado la guía que el Gobierno emitió hace unos días para prevenir el contagio del coronavirus en los centros de trabajo, así como indicaciones para actuar ante posibles casos de la enfermedad.

"Con la guía empezamos a introducir el hecho de que la legislación prevé que el empleador y los trabajadores se relacionen a través de la modalidad del teletrabajo", ha añadido.

Cáceres ha detallado que, en el supuesto de un trabajador no disponga de vacaciones pendientes, otra medida posible es adelantar las vacaciones, ya que existe un marco normativo que lo posibilita.

La ministra ha explicado que el teletrabajo requiere de una modificación de carácter legal, motivo por el cual se ha aprobado el decreto de urgencia por el que al Ministerio de Trabajo se le permite regular, a través de decretos supremos, cambios en esta modalidad de contratación.

Respecto a las vacaciones, Cáceres ha reconocido que hay actividades como la industrial, construcción o minería en las que no se puede aplicar el teletrabajo, por lo que se elaborará una norma que brindará otras opciones a los trabajadores de estos sectores.

"Si una persona ha llegado de uno de los países afectado por el coronavirus, y es un trabajador, puede empezar a entablar un acuerdo con el jefe para hacer uso de las vacaciones que pudiera tener pendientes", ha explicado.

Cáceres ha detallado que, en el supuesto de un trabajador no disponga de vacaciones pendientes, otra medida posible es adelantar las vacaciones, ya que existe un marco normativo que lo posibilita.

Asimismo, la ministra ha afirmado que existe la posibilidad, dentro del sector privado, de que el trabajador y empresario puedan pactar las condiciones bajo las que tendrá lugar la modalidad del teletrabajo.

Estas medidas todavía se encuentran en fase de consulta con el Servicio Nacional del Servicio Civil (Servir) y la Presidencia del Consejo de Ministros.

.