Este miércoles el Gobierno de Perú anunció que colocó "bonos sociales" por unos US$ 1.146,41 millones con una nueva referencia a 15 años. Se trata de su segunda emisión de deuda en menos de dos semanas durante la gestión del presidente izquierdista Pedro Castillo.

Los bonos, que tienen como objetivo atender gastos sociales, fueron colocados a una tasa cupón de 1,95% en una operación que logró captar una demanda superior a los US$ 2.292,83 millones.

Estos "bonos en euros representa el primer Bono Social emitido por la República del Perú", dijo el ministerio. La colocación "contribuye a diversificar su base de inversionistas, optimizar el perfil de deuda pública y cubrir las necesidades de financiamiento a un costo competitivo y razonable", agregó.

Los inversionistas que compraron los bonos provienen principalmente de Europa (80%) y de América (14%), precisó.

A fines de octubre Perú colocó bonos por US$ 4.000 millones, en su primera transacción desde que Fitch redujo recientemente la calificación del país minero.

Los bonos globales en dólares y euros "demuestra una vez más el apetito de los inversionistas por los instrumentos de deuda pública peruana, y la confianza en la fortaleza macroeconómica de la economía" local, refirió el ministerio.