Lima. Perú redujo su estimación de crecimiento económico para este y el próximo año debido al impacto de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y a una menor actividad productiva en el clave sector minero local, dijo este viernes el Gobierno.

El segundo mayor productor mundial de cobre se expandiría un 3% este año y un 4% el próximo, por debajo de las proyecciones de 4,2% y 4,5%, respectivamente, previstas en un reporte de abril, informó el Ministerio de Economía y Finanzas.

La proyección de crecimiento para este año es incluso menor a la cifra mencionada en julio por el presidente Martín Vizcarra en su mensaje ante el Congreso, de un 3,5%.

Sin embargo, con estos niveles de crecimiento Perú espera continuar liderando la expansión en América Latina pese a un entorno internacional adverso, dijo el ministerio, que estima que el país tomaría una senda de aceleración en los próximos años con mayores inversiones para llegar a crecer un 5% el 2023.

La proyección de crecimiento para este año es incluso menor a la cifra mencionada en julio por el presidente Martín Vizcarra en su mensaje ante el Congreso, de un 3,5%.

"Los sólidos fundamentos macroeconómicos de Perú serán importantes para enfrentar la incertidumbre del contexto internacional", dijo un comunicado del ministerio de Economía.

El país redujo también su proyección de superávit comercial a US$5.643 millones para este año, desde un superávit de US$7.429 millones estimados en abril, dijo el ministerio en su reporte de nuevas proyecciones.

Respecto a las finanzas públicas, el Gobierno mantuvo su proyección de déficit fiscal para este año en un 2,2% del Producto Interior Bruto (PIB), pero elevó su estimación de déficit para el 2020 a un 2,0% del PIB, desde un 1,8% anterior.