Lima. Perú logró ejecutar el monto de inversión pública más alto de su historia en el 2018, al superar los 35.000 millones de soles (US$10.400 millones), afirmó este jueves el presidente Martín Vizcarra.

"El 2018 no solo fue el año del inicio de las reformas y del referéndum, sino que fue el año en el que logramos ejecutar la cifra de inversión pública más alta de la historia desde los tres niveles de gobierno: nacional, regional y local", expresó.

Al cumplir diez meses de gestión, el mandatario sostuvo que se pueden mostrar importantes resultados que indican que se está en el camino correcto, como la tendencia positiva que ha experimentado la economía y que permite ver el futuro con confianza y optimismo.

"En el año 2017 el crecimiento fue de 2,5%, a partir de abril y mayo del 2018 comenzamos a tomar medidas para superar este rango y esto nos ha permitido terminar el 2018 con un crecimiento de alrededor de 4% y con expectativas de alcanzar un crecimiento aun mayor este 2019", agregó.

"La inversión privada se consolidó como uno de los principales motores de crecimiento de la economía con alrededor del 4,6% la tasa más alta de los últimos cinco años", dijo Vizcarra al inaugurar el Foro de Competitividad y Productividad.

Este logro, refirió, tiene especial trascendencia si se toma en cuenta que se produjo en un contexto internacional delicado y a pesar de los graves casos de corrupción que se enfrentó y se sigue enfrentando.

"La inversión privada se consolidó como uno de los principales motores de crecimiento de la economía con alrededor del 4,6% la tasa más alta de los últimos cinco años. En estos primeros diez meses se pusieron en marcha diversos proyectos mineros, de infraestructura vial, portuaria, aeroportuaria que estoy seguro le darán dentro de muy poco un gran dinamismo a nuestra economía", afirmó Vizcarra.

Refirió también que el consumo privado se aceleró al registrar un crecimiento de 3,6%; en el 2017, y el mejor resultado del gasto de las familias se dio en un contexto de recuperación de la inversión privada, empleo y condiciones financieras locales favorables.

"Para ser más competitivos y productivos tenemos que crecer a tasas más elevadas. No estamos aquí para felicitarnos y darnos por satisfechos, sino para señalar con convicción que podemos lograr mucho más y vamos a hacerlos de la mano de ustedes, todos los peruanos y peruanas", subrayó.

"Por ello quiero plantearles una meta ambiciosa, ardua pero alcanzable: construir juntos un país con mayor crecimiento económico, competitivo, productivo y sostenible. Un estado moderno y eficiente con instituciones sólidas, que brinden mejores servicios y genere bienestar para todos los peruanos", agregó el jefe del Estado.

"Perú no podrá ser un país competitivo sin la presencia de un Estado eficiente que facilite las decisiones de inversión, asegure la estabilidad del marco normativo y jurídico, y sea frontal en la lucha contra la corrupción e impunidad", añadió el mandatario. 

"Tenemos retos enormes, pero no imposibles. Vamos a emprender esta tarea porque es la única manera de convertirnos en una nación fuerte y sólida", puntualizó.

Vizcarra brindó estos alcances durante la inauguración del Foro de Competitividad y Productividad hacia un Perú Moderno e Inclusivo”, iniciativa que tiene como objetivo generar los lineamientos para impulsar y consolidar el crecimiento económico, entre otros.