Buenos Aires. El peso mayorista de Argentina cedía terreno este lunes bajo intervención del banco central (BCRA), manteniendo la postura como ocurrió durante el año previo, en un jornada donde los usuarios denuncian problemas para operar en las páginas de internet de los bancos, dijeron operadores.

Agregaron que estas dificultades, que repercute en el volumen de negocios del mercado, se deben al masivo ingreso de clientes para hacerse de dólares "baratos" oficiales y a las transacciones atrasadas por los sucesivos feriados del 31 de diciembre y del 1 de enero.

"No tenemos registrado ningún problema sistémico. Puede haber algunas demoras, normales en el primer día de actividad (anual) por la actualización de sistemas que hacen los bancos, pero seguramente en el transcurso de la mañana y la jornada se normalizan", dijo a Reuters una fuente del BCRA.

Desde bancos privados no respondieron de inmediato a la solicitud de Reuters de comentarios sobre los inconvenientes.

El peso se devaluaba un 0,66%, a un valor mínimo histórico de 84,69/84,71 por dólar hacia 12.45 hora local (1545 GMT), bajo el control del BCRA desde la apertura. En 2020, este mercado perdió un 28,81% ante una inflación proyectada en torno al 36,5% entre analistas privados.

"Es un día complejo, no solo por ser el primero del año, sino que al no poder operar con los bancos, todo se hace más trabado. En un país del primer mundo, esto nunca podría ocurrir, pero sí pasa en Argentina", dijo a Reuters con tono de bronca un trabajador de una empresa financiera privada, que pidió no ser identificado.

Por su parte, los activos domésticos se separaban de la tendencia externa por ventas ante las dudas que genera la economía local. Las plazas internacionales avanzaban debido a que los inversores esperaban que la distribución de vacunas contra el COVID-19 finalmente impulse a una economía global diezmada por la pandemia.

El Gobierno argentino dispuso por decreto la modificación de los derechos de exportación de diversos productos, entre los que se destacan las bajas a productos agroindustriales e industriales. Asimismo, los productos que pagaban un derecho de exportación fijo en pesos por cada dólar exportado pasarán a pagar un porcentaje del monto exportado, explicó el Grupo SBS.

Por su parte, analistas coinciden en que tampoco ayuda al clima de negocios local la suspensión temporal de exportaciones de maíz cuya fecha de inicio de embarque sea anterior al 1 de marzo, una medida que busca asegurar el abastecimiento interno.

El peso se devaluaba un 0,66%, a un valor mínimo histórico de 84,69/84,71 por dólar hacia 12.45 hora local (1545 GMT), bajo el control del BCRA desde la apertura. En 2020, este mercado perdió un 28,81% ante una inflación proyectada en torno al 36,5% entre analistas privados.

"Las reservas internacionales cayeron más de US$5.400 millones el año pasado, cerrando en cerca de 39.400 millones. Esto dejaría la medición de reservas netas en US$5.000 millones aproximadamente", dijo el agente de liquidación y compensación Puente.

La moneda argentina en las plazas alternativas mostraban caídas generalizadas: un 2,7% a 144,1 por dólar en el bursátil 'Contado con Liquidación' (CCL), el 2,5% a 143,6 por unidad en el 'dólar MEP' del Mercado Abierto Electrónico (MAE) y un 1,8% a 169 por dólar en el circuito marginal. La brecha con este último mercado se ampliaba al 99,5%.

Los bonos extrabursátil cedían un selectivo 0,1%, contra una mejora del 2,3% en diciembre y una pérdida del 11,8% el año pasado. El riesgo país de Argentina elaborado por el banco JP.Morgan cedía apenas una unidad, a 1.367 puntos básicos.

El Grupo Ad Hoc de bonistas de la provincia de Córdoba dijo este lunes que "rechaza las modificaciones a la Solicitud de Consentimiento" anunciada por la parte deudora el 1 de enero, ya que "fueron anunciadas de manera unilateral (...) sin negociar o consultar previamente con el Grupo". Esta deuda suma unos US$1.700 millones.

Analistas coinciden en que la atención en las próximas semanas continuará centrada en las negociaciones del país con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por un nuevo programa crediticio y al avance en la campaña de vacunación frente al COVID-19.

El bursátil S&P Merval de Buenos Aires borraba una ganancia inicial y pasaba a perder un 1,61%, a 50.403,5 unidades. Este índice viene de ganar en 2020 un 22,93% en pesos, aunque medido en dólares tuvo un derrumbe del 35,82%, dijeron operadores, encabezado por los papeles de la petrolera estatal YPF con una baja del 59,41% en dólares.

"El balance del 2020 es horrible. El desplome del PIB es del 12% en nuestra proyección, pero lo peor es el empleo. Es imperdonable que con la estructura institucional de la Argentina se hayan perdido casi 4 millones de puestos de trabajo", dijo Rodrigo Álvarez, director de la consultora Analytica.