Buenos Aires. El peso argentino interbancario cerró el año con una fuerte caída del 50,53%, un nivel cercano a la inflación prevista por analistas privados para el 2018, dijeron operadores.

La moneda mayorista del país sudamericano ganó este viernes un 1,72%, a 37,65/37,70 por cada dólar, para avanzar un leve 0,24% en diciembre.

El valor mínimo histórico del peso se ubicó en 42,00 unidades a finales de agosto.

El lunes será feriado puente en Argentina y el martes los mercados permanecerán cerrados por Año Nuevo.