La desaceleración del crecimiento a nivel mundial seguirá pesando sobre los mercados y la visión de economistas, que sienten que el final del año llega cargado con un tono pesimista que ha llevado a las acciones y al petróleo a hundirse en los últimos días.

* Las miradas apuntaban entonces a la Reserva Federal, que esta semana realizó su reunión bajo un fuerte escrutinio de analistas y mercados. Sin bien la amplia mayoría daba por descontada un alza de tasas de interés -como ocurrió este miércoles- también se esperaba que el banco central estadounidense suavizara su tono con respecto a futuras alzas.

* Pero el organismo presidido por Jerome Powell mantuvo intacto lo esencial de su plan para endurecer la política monetaria y aseguró que seguiría reduciendo el tamaño de su enorme balance como se venía gestando, lo que terminó por darle una bofetada a los que apostaban por un lenguaje más moderado de cara al 2019.

* La proyección de un menor ritmo en nuevas alzas de tasas de interés no logró despejar los temores sobre la desaceleración mundial y, lo que todos temen, una recesión en Estados Unidos como podrían estar apuntando los rendimientos de los bonos del Tesoro.

* Las acciones mundiales cayeron un día después de la decisión de la Fed y en Wall Street, el índice Nasdaq Composite quedó muy cerca de confirmar su ingreso a territorio bajista al retroceder un 19,5% desde su máximo de cierre el 29 de agosto.

* Sin embargo, los operadores de futuros de tasas de interés no sólo ponen en duda los planes de dos alzas del costo del crédito el próximo año en la mayor economía mundial, sino que esperan que la Fed tenga que revertir su curso definido y baje la tasa en el 2020.

* El desarrollo de la guerra comercial entre Washington y Pekín seguirá siendo un punto clave para los mercados y las economías mundiales aunque entró en una tregua hasta principios del próximo año.

* Además, las complicaciones del Brexit siguen generando incertidumbre que podrían complicar aún más a las perspectivas futuras del crecimiento económico global.