Buenos Aires. Los mercados de acciones y de bonos argentinos rebotaban el martes luego de un histórico desplome en la víspera, en medio de señales globales de actividades coordinadas de las mayores economías del mundo para mitigar el impacto de la epidemia del coronavirus, que ha hecho entrar en pánico a los inversores.

La plaza financiera local mostró este lunes importantes quebrantos en sintonía con la caída de las plazas internacionales ante una marcada aversión al riesgo por la propagación del virus y el desplome en los precios del petróleo.

En Argentina se reportan 17 casos actuales de coronavirus, todos de argentinos que habían viajado al exterior, con un muerto el sábado último.

“Cuando suceden estas crisis, caen también el valor de los activos que están en precios razonables, inclusive baratos”, explicó Mariano Sardáns, presidente ejecutivo de gerenciadora de patrimonios FDI.

“Quienes están colocados en estos mercados que ya están tontamente baratos, tienen que quedarse ahí, el mejor negocio es quedarse ahí”, recomendó el especialista.

El riesgo país elaborado por el banco JP.Morgan se estabilizaba en la zona de los 2.791 puntos básicos, luego de superar en la víspera los 2.800 puntos y ser máximos desde el 2005, cuando tocó casi 6.750 puntos previo a una reestructuración soberana de deuda.

El índice bursátil S&P Merval de Buenos Aires pasaba a ganar un 3,77%, a 31.524 unidades hacia las 12.05 hora de Buenos Aires (1505 GMT), liderado por acciones energéticas y financieras, las más castigadas en la víspera.

La bolsa argentina llegó a subir más del 6% en las primeras anotaciones, luego de perder un 13,75% este lunes, en uno de sus peores derrapes en los últimos años.

A su vez, los títulos públicos extrabursátiles ganaban un 1,3% al compás de la mejora global de los mercados. Este circuito, que inició la jornada con alza del 2%, viene de ceder un 7,5% este lunes sobre la plaza doméstica.

El riesgo país elaborado por el banco JP.Morgan se estabilizaba en la zona de los 2.791 puntos básicos, luego de superar en la víspera los 2.800 puntos y ser máximos desde el 2005, cuando tocó casi 6.750 puntos previo a una reestructuración soberana de deuda.

Evidentemente “el pánico se adueñó de los mercados (el lunes) luego del anuncio de Arabia Saudita de reducir considerablemente el precio del barril de petróleo, sumando a la incertidumbre creciente por el coronavirus”, lo que se evidenció en los precios de los activos, dijo el Grupo SBS.

El Gobierno de Argentina informó este martes que buscará reestructurar deuda pública por hasta US$68.842,5 millones en títulos emitidos bajo ley extranjera, según el boletín oficial, en momentos en que el país atraviesa una fuerte recesión con alta inflación.

En el mercado de cambios, el peso mayorista se depreciaba un tenue 0,10% a 62,5875/62,59 por dólar, en una plaza regulada por la participación activa del banco central.

Por su parte, la moneda doméstica en el mercado marginal de cambios perdía un 0,32%, a un nivel mínimo histórico de 78,25/79,25 unidades con escasas operaciones de relevancia.

El llamado ‘contado con liquidación’ (operatoria para fugar capitales mediante activos, dados los estrictos controles cambiarios) se ubicaba en torno a los 85,05 pesos por cada dólar, dijeron operadores.