Ciudad de México. El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) presentó su medición de la pobreza en México entre el 2008 y el 2018, en donde se puede observar, por ejemplo, que para el año pasado 16,8% de la población mexicana tenía ingresos inferiores a la línea de pobreza extrema, mismo porcentaje registrado en 2008.

En la presentación del informe sobre pobreza, el secretario ejecutivo del Coneval, José Nabor informó que 41,9% de la población en el país se encontraba en situación de pobreza, mientras que para 2008 el porcentaje fue de 44,4%.

En cantidad de personas significa que hasta el año pasado 52,4 millones de mexicanos se encontraban en situación de pobreza.

Otro dato que destacó el secretario ejecutivo del órgano evaluador de la política social, fue la desigualdad que impera en México, ya que el extracto de la población con mayores ingresos, es decir, el decil 10, tiene ingresos 26 veces más altos que el extracto de la población más bajo.

En este sentido, el sureste, como históricamente lo ha sido, en especial Chiapas, Guerrero y Oaxaca, es la zona del país con mayores rezagos y mayor porcentaje de población en pobreza.

Mientras que estados como Nuevo León y Coahuila son las entidades con menor porcentaje de población con carencias.

Como conclusiones Nabor refirió que fortalecer el ingreso de las familias mexicanas y el otorgamiento de seguridad social son los retos más importantes que se presentan ante el objetivo de reducir las carencias sociales de los mexicanos.

Por otra parte, el Coneval anunció que en adelante las mediciones de la pobreza del país se realizará a través del Sistema de Información y Desarrollo Social con Enfoque en Derechos Humanos en donde además de los indicadores que toma el Coneval como ingresos y gasto de las familias también se medirá el acceso que tiene la población a derechos como la educación, a una vivienda digna, a la alimentación o a la salud.