Lima.- En el mes de febrero de 2020, el Índice de Precios al Consumidor de Lima Metropolitana se incrementó en 0,14%, acumulando un alza de 0,20 % al segundo mes del presente año, informó el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

En tanto, la variación anual (marzo 2019 – febrero 2020) alcanzó 1,90%, con una tasa promedio mensual de 0,16%, así lo informó el Instituto Nacional de Estadística e Informática a través del informe técnico Variación de los Indicadores de Precios de la Economía. 

El resultado mensual estuvo influenciado, principalmente, por el alza de precio de tres grandes grupos de consumo: Otros Bienes y Servicios (0,46%), Alimentos y Bebidas (0,28%) y Esparcimiento, Diversión, Servicios Culturales y de Enseñanza (0,16%). 

También, subieron los precios de Cuidados y Conservación de la Salud y Muebles y Enseres (0,06%) cada uno y Vestido y Calzado (0,05%). Por el contrario, bajaron los precios de Alquiler de Vivienda, Combustibles y Electricidad (-0,25%) y Transportes y Comunicaciones (-0,06%). 

En el gran grupo Alimentos y Bebidas subieron los precios del azúcar rubia y blanca, por una menor oferta por el ciclo de mantenimiento de importantes empresas productoras y mayor precio internacional. 

También, aumentaron los precios de las hortalizas como lechuga, poro, espinaca, apio, brócoli, pepinillo, ajo entero, cebolla de cabeza roja, zanahoria y arveja verde criolla por efectos de la estacionalidad y problemas climáticos como lluvias y huaicos en las zonas productoras.

En carnes y preparados de carne se incrementaron los precios del pollo eviscerado, cortes de pollo como pechuga y pierna cada uno, y menudencia de pollo.

Además, crecieron los precios de las menestras como frejol canario, pallar y frejol panamito; los lácteos y derivados: como huevos a granel, queso fundido y leche en polvo maternizada. 

Del mismo modo, se registraron precios al alza en los productos agroindustriales como la margarina y aceite vegetal envasado; también en pasteles dulces y arroz a granel, fideos pasta corta y larga cada uno; y otros productos alimenticios como ajo molido y refresco soluble cada uno.

También, las bebidas alcohólicas como el ron, whisky y cerveza blanca cada uno y pisco; bebidas gaseosas; asimismo, los alimentos y bebidas consumidas fuera del hogar como arroz chaufa y desayuno en restaurante cada uno y menú en restaurante. 

Mientras que, bajaron los precios de los tubérculos como la papa huayro, rosada, blanca, amarilla, olluco y camote amarillo por mayor abastecimiento en los mercados mayoristas.

Además, los pescados como jurel, bonito y lisa por mayor ingreso a los terminales pesqueros; y las frutas como uva blanca, palta fuerte, limón, granadilla, tuna, palta criolla, maracuyá y sandía, por efectos de estacionalidad y mayor oferta. 

Esparcimiento, Diversión, Servicios Culturales y de Enseñanza. El incremento de precios en el gran grupo Esparcimiento, Diversión, Servicios Culturales y de Enseñanza se explica por el inicio de la temporada escolar, lo que influenció en el aumento de la matrícula en colegio particular y estatal (0,3%); así como los textos escolares.

También, mostraron precios al alza, la matrícula en institutos superiores no estatales y pensión de enseñanza.

Otros Bienes y Servicios. El aumento de precios en Otros Bienes y Servicios se sustenta en el alza observada en los cigarrillos rubios por saldo del reajuste del ISC del mes de enero y las giras turísticas por mayor demanda hacia algunos destinos del país.

En menor medida, subieron los precios de los servicios de atención personal como el corte de cabello para mujer y para hombre; las joyas de oro influenciado por el aumento en el precio internacional de dicho metal.

Además, los artículos para cuidados y efectos personales, tales como pañales desechables, cremas corporales y de mano, y jabón de tocador cada uno. 

La reducción de precios que registró Alquiler de Vivienda, Combustibles y Electricidad se debe a la disminución que presentaron las tarifarias de gas natural por red para la vivienda a partir del 1 de febrero del presente año y el servicio de electricidad residencial con vigencia a partir del 4 de febrero.

Ello por la actualización en los precios de generación y transmisión eléctrica. Mientras que, subieron los precios de los arbitrios municipales por reajuste de la tasa municipal y por nuevas estructuras de costos.

En Transportes y Comunicaciones bajaron los precios de las tarifas del peaje vehicular como efecto del reajuste del mes de enero por la concesionaria Línea Amarilla S.A.C.

Asimismo, disminuyeron los precios de los combustibles para el transporte como gasohol, GLP vehicular y gas natural vehicular, debido al menor precio internacional del crudo; el pasaje en ómnibus interprovincial, por la normalización progresiva de las tarifas. 

Por el contrario, aumentaron los precios del petróleo diésel, pasaje en avión: nacional e internacional y los equipos para el transporte personal como motocicleta y automóvil.   

Productos con mayor variación. Durante el mes de análisis, los productos que reportaron mayor alza de precio fueron lechuga (18,5%), fresa (14,5%), poro (13,6%), espinaca (10,5%), apio (9,4%), piña (8,0%), azúcar rubia (6,8%) y cigarrillos rubios (6,8%).

Mientras que, los productos que presentaron mayor reducción de precios fueron: uva blanca (-14,9%), palta fuerte (-9,9%), papa huayro (-7,1%), jurel (-6,8%), papa rosada (-6,4%), limón (-6,1%), granadilla (-5,0%) y bonito (-4,9%). 

Precios sin alimentos y energía. En el mes de febrero de 2020, la variación del Índice de Precios al Consumidor de Lima Metropolitana, sin considerar alimentos y energía (inflación subyacente) se incrementó en 0,15% con una variación acumulada al segundo mes del año de 0,22% y en los últimos doce meses se situó en 2,34%.