Asunción. Los precios al consumidor de Paraguay se mantuvieron sin variación en enero, debido a un comportamiento mixto de subas en algunos alimentos y bienes duraderos y reducciones en los combustibles, dijo este viernes el Banco Central.

Este resultado colocó a la inflación interanual en 2,4%, una tasa menor a la de 4,7% observada en el mismo mes del año anterior.

La meta oficial de inflación de la banca matriz para el año es de 4,0% con un margen de más o menos dos puntos porcentuales.

Un informe del Banco Central destacó que "la relativa estabilidad de los precios de consumo" durante el mes de enero se caracterizó por aumentos en los precios de algunos bienes alimenticios y duraderos, así como una caída en el precio de los combustibles.

Entre los alimentos se observaron subas en el precio de la carne vacuna -por una oferta menor ante la alta demanda del mes de diciembre y el inicio del periodo de vacunación en enero- y sus sustitutos.

Además, los bienes duraderos de origen importado como vehículos, electrodomésticos y equipos audiovisuales registraron leves aumentos.

No obstante, los derivados del crudo, como las naftas, el diesel común y al gas de uso doméstico, cayeron en línea con el comportamiento en el pasado reciente del petróleo a nivel internacional, señaló el documento.

Paraguay cerró el 2018 con una inflación del 3,2%, según cifras oficiales del Banco Central.