Buenos Aires. Los precios minoristas de Argentina en su medición nacional treparon un 4,7% en el tercer mes del año, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), en medio de una escalada inflacionaria que recorta abruptamente el poder adquisitivo junto a una economía recesiva.

El dato oficial estuvo muy por arriba con lo esperado por analistas, luego de que un sondeo de Reuters estimara una inflación promedio de 3,9% para marzo y un rango máximo de 4,2%.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) en el primer trimestre de 2019 alcanzó un 11,8%, mientras que en los últimos 12 meses avanzó un fuerte 54,7%.

Los rubros con mayor incremento en marzo fueron: 'educación' con un 17,9%, 'vestimenta' con un 6,6% y 'alimentos y bebidas' con un 6,0%.

"Recién en mayo podremos ver una reducción de la inflación mensual, por un menor impacto de tarifas y porque es un mes con pocos aumentos estacionales", dijo Lorenzo Sigaut Gravina, director de la consultora Ecolatina, la que prevé una inflación del 39,0% en 2019.

La inflación de marzo es la más alta desde octubre pasado, cuando se reportó un dato oficial del 5,4%.

Los mercados financieros del país sudamericano reflejan a diario los temores de la macro frente a las complicaciones que generan la alta inflación, la recesión económica y la incertidumbre política en un año electoral.