Buenos Aires. El presidente de Argentina, Alberto Fernández, ha declarado que no hay que tener temor al desabastecimiento o al potencial cierre de negocios porque "no es lo que está previsto" entre las medidas para frenar el avance del coronavirus.

Fernández ha resaltado que el país actuará con lo que la ley le permita, asegurando que, frente a las denuncias de aumentos de precios en el marco de la pandemia del coronavirus, el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, ya está trabajando con la Secretaría de Comercio.

"La Secretaría de Comercio está actuando sobre los productores y sobre los que los venden", ha resaltado Fernández, enfatizando que el país ya está aplicando la Ley de Defensa de la Competencia.

Estas medidas se unen a las que el país ha tomado para frenar la expansión del coronavirus. Entre ellas la expulsión de 270 turistas que se negaban a cumplir la cuarentena por la enfermedad.

Algunos de estos turistas habían ingresado en el país en las últimas dos semanas y habían estado circulando libremente por las calles haciendo caso omiso de las recomendaciones del Gobierno y las autoridades sanitarias, según informaba 'Clarín'.

Asimismo, el Gobierno estudia otra medidas para paliar la crisis, como es la cuarentena obligatoria en todo el país y la posible suspensión de las clases. "Todo lo que podamos hacer por restringir las reuniones públicas, ir al teatro, ir al cine, bienvenido sea", ha remarcado Fernández.